¿Puede el gato comer avena? ¿Mi gato comió avena?

Uno de los alimentos favoritos entre los amantes de la comida sana, la avena va muy bien con frutas, postres o pasteles, pero ¿Puede mi gato comer avena?

puede el gato comer avena

Aunque la avena se considera un alimento lleno de nutrientes, debemos recordar que el organismo de los gatos es diferente. Si quieres saber más sobre la alimentación de los felinos, ¡sigue leyendo! Aprende si puedes ofrecer avena a tu gato en este artículo.

¿Alimentación natural?

Para responder si tu gato puede comer avena, primero debemos hablar sobre la dieta natural de los gatos. La Dra. Luiza da Silva, veterinaria de Petz, explica que los gatos son mascotas exclusivamente carnívoras. Al ser los gatos carnívoros, es normal que muchos dueños duden de su dieta. Sin embargo, la mejor manera de crear un menú equilibrado para los felinos es ofrecer una alimentación de calidad a tu amigo. Debido a que está preparado por expertos y diseñado exactamente para el cuerpo de los gatos, ¡cada grano de alimento contiene nutrientes en la cantidad correcta!

¿Puede tu gato comer avena?

La avena es un alimento común, muy utilizado junto a frutas y postres. Gracias a su alto contenido en fibra y bajo valor calórico, este cereal es muy apreciado por los entusiastas de la alimentación saludable. Pero, ¿Puede el gato comer avena? Si estás pensando en ofrecerle esta comida a tu gato, te alegrará saber que la avena no está en la lista de comida prohibida para nuestros gatos!

En la composición de este ingrediente, no hay elementos tóxicos para nuestros adorados gatos. Sin embargo, un gato solo puede comer avena si tenemos cuidado durante su preparación. Preste atención a las recomendaciones a continuación.

¿Cómo proporcionar avena a tu gato?

La avena es un cereal lleno de nutrientes que puede ayudar mucho a tus mascotas. Sin embargo, para que tu gato pueda comer avena de forma segura, debemos tomar algunas precauciones.

Atento a la lista de ingredientes

La avena se usa mucho en diferentes cereales, como la granola. Sin embargo, estos alimentos se preparan con una gran cantidad de azúcar, convirtiendo a estos productos en tóxicos para nuestros peludos.

Por lo tanto, el consejo es vigilar el empaque y la lista de ingredientes antes de incluirlo en la dieta de nuestro felino. Tu gato puede comer avena siempre que sea pura, sin aditivos. Cualquier otra cosa que no sea eso, debe mantenerse alejado de tu gato.

No ofrezcas leche ni yogur

La mayoría de las veces, la avena se consume en el desayuno, con leche, yogur y fruta, pero a pesar de que la imaginación popular dice lo contrario, ¡los productos lácteos son muy dañinos para los gatos!

La ingestión de leche puede provocar molestias intestinales como vómitos y diarrea. Por lo tanto, nunca ofrezcas leche, yogur u otros productos lácteos a tu gato. Al elegir este refrigerio, ofrezca un comida natural para gatos.

Atento a la cantidad

La avena tiene un alto contenido de fibra, por lo tanto puede ser beneficiosa para tus gatos. “Las fibras que se encuentran en las verduras ayudan en el tránsito intestinal”, comenta la Dra. Luiza. Sin embargo, recuerda que los gatos son carnívoros, por lo tanto, el exceso de fibra puede alterar sus intestinos.

Es importante considerar a la avena como un bocadillo. La cantidad a ofrecer debe ser de una cucharada a la semana.

¡Siguiendo estas recomendaciones, tu gato puede comer avena de manera segura! Sin embargo, recuerda siempre que las plantas no satisfacen las necesidades nutricionales de tus mascotas. ¡Para que tu peludo se desarrolle de forma saludable, busca un pienso de calidad!

Deja un comentario