¿Puede mi gato comer tomates? Descúbrelo aquí

Ya sea en ensalada o pasta, ¡los tomates son un elemento esencial! ¿Pero está permitido para nuestras mascotas? ¿Puede mi gato comer tomates? A pesar de ser considerado un alimento saludable en nuestra dieta, debemos recordar que el cuerpo de nuestro bello peludo es diferente. Por eso, conocer los snacks permitidos es fundamental ¿Quieres saber si tu gato puede comer tomates? ¡Sigue leyendo!

puede mi gato comer tomates

¿Puede mi gato comer tomates?

Sabemos lo recomendable que es para nosotros el consumo de verduras. ¿Pero nuestro peludo puede comer tomates? La respuesta es que este no es uno de los alimentos que nuestro gato pueda comer. Hay varias razones por las que los tomates están entre los alimentos que los gatitos no pueden comer.

El principal es la presencia de una sustancia llamada solanina. Aunque está presente en pequeñas cantidades, este compuesto puede provocar varias complicaciones gastrointestinales. Entonces, ten cuidado: ¡mantén esta verdura alejada de tu peludo!

Peligros del tomate para tus mascotas

Como vimos arriba, no puede dar de comer tomate a los gatos. A continuación, hemos separado los principales peligros:

  • Valor nutricional: los tomates están llenos de vitaminas. Sin embargo, muchos son innecesarios por qué los gatos son exclusivamente carnívoros.
  • Acidez: si eres un cocinero experto, sabes que cuando preparamos una buena pasta, es necesario utilizar algún ingrediente capaz de controlar la acidez. Esta acidez es la que puede resultar perjudicial para nuestra mascota, provocando molestias gastrointestinales;
  • Solanina: esta sustancia presente en los tomates puede causar intoxicación. Entre los síntomas podemos mencionar los vómitos, diarreas y alergias. Si bien la solanina está aún más concentrada en las hojas y ramas de la planta, aun así puede encontrarse en la fruta. Si tienes una planta de tomate en casa, debes tener mucho cuidado.

Las razones anteriores dejan muy claro por qué los tomates son uno de los comida que el gato no puede comer, ¿no es lo mismo? Después de todo, la comida es un asunto serio que merece toda la atención del tutor. ¡Siga leyendo para aprender a alimentar a su mascota de forma equilibrada!

Mi gato comió tomates. ¿Que hacer?

Aunque los gatos no pueden comer tomates, pueden ocurrir accidentes. Si convives con uno, sabrás que son curiosos y en ocasiones pueden robar comida de la cocina. Si esto sucedió, no se preocupe. En pequeñas cantidades, los tomates no suponen un gran riesgo y, en la mayoría de los casos, la mascota no desarrollará reacciones adversas. La recomendación a tener en cuenta en este caso es vigilar a nuestro compañero peludo. En caso de observar vómitos, diarrea o apatía, consulte a un veterinario de inmediato. El especialista realizará un tratamiento adecuado para su niño de cuatro patas, que puede incluir una limpieza de estómago, reposo o medicación.

Configurar el menú de tu mascota

¡Una buena nutrición es la clave detrás de la salud! Pero armar el menú felino puede ser un desafío. Después de todo, ¿cómo adaptar los hábitos de una mascota carnívora al entorno del hogar?

La respuesta a este dilema es bastante simple: un pienso de calidad. «Esta cubrirá todas las necesidades nutricionales de nuestras mascotas».

Además, tiene una gran durabilidad y fácil almacenamiento, lo que hace que el pienso sea un producto indispensable. Entonces, antes de preguntarte ¿puede mi gato comer tomates?, asegúrese de ofrecerle un pienso de calidad.

Deja un comentario