¿El gato puede comer naranja? ¡Descúbrelo aquí!

Dulce, sabroso y nutritivo, ¡una naranja siempre es buena! Pero ¿nuestro gato puede comer naranja? Esta fruta es muy buena para nuestra dieta, ya que es rica en vitamina C y otros nutrientes. Sin embargo, el organismo de los peludos es muy diferente al nuestro y, por tanto, se necesita evitar ciertos alimentos buenos para las personas.

Responde a la pregunta si el gato puede comer naranjas

Algunos alimentos comunes en nuestra vida diaria pueden ser tóxicos para nuestros gatos. ¿Quieres aprender más sobre la alimentación de los gatitos? Sigue leyendo. 

¿Puede comer naranja un gato?

Las frutas generalmente se consideran alimentos saludables, llenos de vitaminas y nutrientes. Pero, ¿qué pasa con nuestras mascotas? ¿Puede el gato comer naranja? Si estás pensando en ofrecerle una fruta a tu peludo, será mejor que cambies de opinión.

A pesar de ser deliciosa, la naranja es muy ácida. Y es precisamente esta acidez la que puede dañar el cuerpo peludo. Además, muchos de los aceites esenciales presentes en las naranjas son tóxicos para los felinos. Estas sustancias a menudo causan molestias intestinales y estomacales, es decir, ¡el famoso dolor de barriga! Los principales síntomas de la intoxicación son: 

  • Vómitos
  • Diarrea;
  • Apatía;
  • Alergia de piel.

Por lo tanto, tenga cuidado: ¡los gatos no pueden comer naranjas! Mantenga la fruta alejada de su minino y busque un bocadillo más seguro. 

Mi gato se comió naranja. ¿Y ahora?

Como hemos dicho, las naranjas no son aptas para mascotas. Sin embargo, siempre pueden ocurrir accidentes. Entonces, si su mascota se comió esta fruta en un descuidado, es normal que se preocupe. Sin embargo, no hay razón para entrar en pánico. 

A pesar de tener elementos tóxicos, la naranja no provoca una reacción muy severa cuando su consumo es accidental. También vale la pena recordar que todo depende de la cantidad ingerida y del propio cuerpo del minino, ya que algunos son más resistentes a estos elementos.

De cualquier manera, es necesario buscar la ayuda de un veterinario lo antes posible. Explica lo ocurrido y, así, el especialista podrá darte un tratamiento adecuado, ayudando a que tu peluda barriga se recupere. Después, recuerde prevenir, ¡evite que su gato vuelva a comer naranja! 

¿El gato necesita vitamina C?

Cuando pensamos en la naranja, inmediatamente recordamos que ¡es una fruta excelente gracias a la vitamina C! ¡Esta sustancia ayuda en la absorción del hierro y regula el sistema inmunológico, siendo esencial para nuestra salud! Pero ¿qué pasa con los gatos? ¿También necesitan vitamina C?

La respuesta es sí, los peludos también necesitan esta sustancia para su cuerpo. Sin embargo, a diferencia de nosotros, son capaces de sintetizarlo en su propio cuerpo. Por lo tanto, no hay necesidad de comer frutas u otros alimentos naturales con vitamina C.

Por lo tanto, el gato no puede comer naranja, ya que no es un alimento saludable para ellos. De hecho, son pocos los elementos presentes en las frutas las que el cuerpo de nuestra mascota puede aprovechar.

Deja un comentario